Gamificacion equipos trabajo

La gamificación para crear equipos de trabajo eficientes

En una sociedad con cada vez más estímulos resulta fundamental encontrar nuevos métodos de concentración y motivación. Ante este reto se encuentran grandes y pequeñas empresas de todo el mundo, que cada día perciben de mayor importancia dar con soluciones creativas que lleven consigo un crecimiento tanto de sus empleados como de sus objetivos laborales. Así tomó forma hace unos años la gamificación.

Conocemos como gamificación al uso de las mecánicas de juego en actividades no recreativas; es decir, a la
técnica de trasladar la forma en la que funcionan los juegos al ámbito empresarial, con el propósito de potenciar los objetivos de la organización. 

Son justo estas mecánicas de juego las que aportan experiencias motivadoras para los participantes y despiertan sensaciones de competitividad y búsqueda de la excelencia.

Entre los puntos fuertes de la gamificación se incluyen los siguientes:

– Aumento de la productividad: se establece un sistema de logros y recompensas que consigue que los trabajadores rindan mejor.

– Fomento de la motivación: la competitividad genera la necesidad de encontrar nuevas ideas que ayuden a resolver los problemas que se plantean en el juego y en sus labores reales.

– Mejora de la comunicación interna: favorece el intercambio de opiniones e ideas entre compañeros.

– Ayuda con el trabajo en equipo: los juegos establecen normas y niveles de organización que, además de apoyar el trabajo en grupo, consiguen crear lazos de unión más fuertes.

La gamificación cuenta con cada vez más adeptos dentro de las organizaciones que buscan nuevos métodos innovadores y eficaces para sacar lo mejor de cada uno de sus trabajadores. Motivación, creatividad, desarrollo
personal… ¡Que empiece el juego!