Espiritualidad trabajo

¿Son compatibles las ocupaciones laborales y el bienestar personal?

La OMS, Organización Mundial de la Salud, nos cuenta que pasamos un tercio de nuestra vida trabajando, formando gran parte de nuestra rutina diaria. Por eso, las relaciones y tareas laborales de la oficina influyen notablemente en la calidad de nuestra vida. Es fundamental, además de ser productivos en nuestro empleo, generar una sensación de bienestar a la hora de trabajar, ¿Pero son compatibles las ocupaciones laborales y la tranquilidad espiritual?

A medida que pasan los años, el papel del CEO, el director ejecutivo del negocio, no solo tiene que basar su estrategia empresarial en los beneficios finales, sino también en ser consciente de la responsabilidad ante sus trabajadores. El empleado quiere formar parte de la misión del negocio y el líder debe tener claro que sus empleados son el activo más importante de la empresa.

Por ello, el diseño de oficinas requiere el desarrollo de espacios de trabajo que experimenten conexión espiritual y la aprobación con uno mismo, confianza, inspiración y motivación para construir un estado de bienestar común. Además, hay investigaciones que comprueban que trasladar esos valores espirituales en la oficina incrementa la productividad, utilidad y fidelidad de los trabajadores, junto a la mejoría de la reputación de la marca.

Sin duda, las ocupaciones laborales y la tranquilidad espiritual son compatibles si nos apoyamos en el diseño de nuestra oficina para transformar la actitud del trabajador en su propio bienestar y así lograr el resultado empresarial esperado.

La OMS, Organización Mundial de la Salud, nos cuenta que pasamos un tercio de nuestra vida trabajando, formando gran parte de nuestra rutina diaria. Por eso, las relaciones y tareas laborales de la oficina influyen notablemente en la calidad de nuestra vida. Es fundamental, además de ser productivos en nuestro empleo, generar una sensación de bienestar a la hora de trabajar, ¿Pero son compatibles las ocupaciones laborales y la tranquilidad espiritual?

A medida que pasan los años, el papel del CEO, el director ejecutivo del negocio, no solo tiene que basar su estrategia empresarial en los beneficios finales, sino ser consciente de la responsabilidad ante sus trabajadores. El empleado quiere formar parte de la misión del negocio y el líder debe tener claro que sus empleados son el activo más importante de la empresa.

Por ello, el diseño de oficinas requiere el desarrollo de espacios de trabajo que experimenten conexión espiritual y la aprobación con uno mismo, confianza, inspiración y motivación para construir un estado de bienestar común. Además, hay investigaciones que comprueban que trasladar esos valores espirituales en la oficina incrementa la productividad, utilidad y fidelidad de los trabajadores, junto a la mejoría de la reputación de la marca.

Sin duda, las ocupaciones laborales y la tranquilidad espiritual son compatibles si nos apoyamos en el diseño de nuestra oficina para transformar la actitud del trabajador en su propio bienestar y así lograr el resultado empresarial esperado.